Cabo de Gata. Almería. Marzo, 2015

Desde la peña del Faro de Cabo de Gata a la extensa playa de la Almadraba de Monteleva.

En apenas cinco kilómetros de recorrido, exploramos lugares de alto valor paisajístico del Cabo de Gata de la costa de Almería.

La visita conviene hacerla a velocidad fotográfica, con detenidas incursiones a los distintos espacios que se ofrecen a la mirada interesada... y atenta.

La larga y limpia playa de guijarros que se alinea frente a la población de Las Salinas.

La impresionante sierra que pone fin a la bahía en su perpendicular avance hacia el mar. A su término, el roquedo se precipita en el azul de ese “fin de la tierra” andaluz que forma parte inalienable del imaginario colectivo: el Cabo de Gata.

El torreón de San Miguel de mediados del siglo XVIII.  Construido bajo el reinado de Fernando VII y refortificado en el XX.

La singular iglesia de 1907 en permanente pulso cromático con las barcas de pesca tendidas en la arena que tiene por vecinas. Erigida en el momento de mayor auge de Las Salinas.

La arquitectura minimalista de la pequeña población de Las Salinas. Un valioso ejemplo de hábitat industrial de los inicios del siglo XX.

Las salinas y su variopinta colonia de aves.

El Parque Natural de Cabo de Gata con su valiosa flora y fauna lo envuelve todo. Es uno de los espacios naturales más áridos de Europa y muchas de sus especies son endemismos.

Un conjunto único que parece guardar un sinfín de propuestas expresivas. Objeto del deseo del alma fotográfica de por quien allí pase en cualquier estación del año.

La visita en invierno de 2015 la hacemos Mercedes y yo acompañados del pintor malagueño Eugenio Chicano. Tomará abundantes notas sobre el territorio para su  exposición pictórica sobre Paisajes Andaluces, abierta al público en el Museo Municipal de Málaga desde diciembre de 2016 a febrero de 2017.

¡Nos gustaría que disfrutaras de las rutas fotográficas por Andalucía!

Deja un comentario