Málaga. Puerta Nueva esquina Carreterías hacia 1905.

Adoquinado de la calzada e instalación del nuevo alumbrado público en Puerta Nueva esquina Carreterías hacia 1905.

Obras de saneamiento urbano en Puerta Nueva esquina Carreterías hacia 1905. Málaga. Colección de estereoscopías del Archivo JAMER.

Málaga. Obras de saneamiento urbano en Puerta Nueva esquina Carreterías hacia 1905. Archivo Jamer
Málaga. Obras de saneamiento urbano en Puerta Nueva esquina Carreterías hacia 1905. Archivo Jamer

La imagen muestra una instantánea de Puerta Nueva esquina Carreterías hacia 1905, cuando aún la comunicación entre la frecuentada calle de Carreterías y el Camino de Antequera requería vadear el lecho del río o bajar hasta el puente de Tetuán. Como se aprecia en la imagen, el puente que comunicaba Puerta Nueva con el inicio del Camino de Antequera en calle Mármoles era una pasarela peatonal con una breve escalera a ambos lados.

Independientemente de la intención del fotógrafo, cualificado amateur que domina el encuadre, la foto levanta acta visual de la vida cotidiana de Málaga en los inicios del siglo XX. Para acercarnos a aquella época fijemos nuestra mirada en algunos de los elementos que contiene la imagen:

En primer plano, el motivo que orienta la foto. La esperada reforma de una de los primeras vías comerciales de la Málaga de principios del siglo XX: la confluencia del Pasillo de Santa Isabel con Puerta Nueva esquina Carreterías, zona en la que empieza a aumentar —tímidamente aún— el tráfico de automóviles y autobuses sobre el más numeroso de carruajes de todo tipo y por las que también circula el tranvía.

La instantánea está tomada en un momento de cese de la tarea de adoquinado de la calzada e instalación del nuevo alumbrado público, picos y palas se ven amontonados entre los adoquines y la arena, y en la margen derecha de la imagen se ve un obrero sentado; parece también que a la caballería que tira del carro se le ha permitido un descanso después de la descarga de los materiales de la obra.

Aspecto interesante lo ofrece también la vista de la pasarela peatonal que unía Puerta Nueva con calle Mármoles, siendo en aquella época el puente de Tetúan el único habilitado para que carruajes, tranvías y automóviles pudieran cruzar el Guadalmedina. La puente, como entonces era denominada, desaparecerá por completo en la riada de septiembre de 1907.

Junto a la pasarela peatonal, ahora Puente de la Aurora por su proximidad al convento de Aurora María, y junto a la muralla de contención del Guadalmedina existía el mercadillo del Pasillo de Santa Isabel de cacharrería y objetos diversos, generalmente de segunda mano, que se veía normalmente muy frecuentado y que en gran parte desapareció con la avalancha del Guadalmedina, popularmente conocida durante mucho tiempo como “la Riá”.

Deja un comentario